UNA DIETA VEGANA ES SALUDABLE EN TODAS LAS ETAPAS DE LA VIDA

 

Una de las cosas que más controversia crea y más preguntas suscita una persona vegana cuando va a tener un hijo, por extraño que suene, es cómo va a alimentar a su bebé. Lo lógico en este caso es que si dos personas que han decidido no apoyar la explotación animal y hayan dado el paso hacia el veganismo de la mano alineando sus hábitos de consumo con sus valores proyecten esa postura ética y estilo de vida para con sus hijos.

Pero lo cierto es que siempre se tiende a cuestionar y a poner el grito en el cielo en este tema ya que lo que está en juego es, nada más y nada menos, que la vida de nuestro hijo.

De entrada, lo principal y más importante es dejar claro que todas las dietas han de estar correctamente planificadas y deben llevarse a cabo con alimentos integrales, evitar productos procesados, basarlas en frutas, hortalizas y verduras y esto en una dieta vegana es más fácil de llevar a cabo que en una standard, en la que predominan grasa saturada, colesterol, azúcar y alimentos azucarados, cereales refinados y alimentos procesados. Cada vez más lejos de una dieta mediterránea tan recomendada por médicos y expertos en nutrición.

De hecho, una mala alimentación está detrás de las principales enfermedades crónicas que estamos aprendiendo a ver como algo “natural” en nuestra sociedad, pero que no lo son: sobrepeso y obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y muchos tipos de cáncer.

Pero la desinformación, intereses mercantiles y prejuicios hacen que salten las alarmas cuando decimos que vamos a dar el paso hacia una dieta basada en plantas o que vamos a criar un bebé vegano cuando 41 millones de niños menores de cinco años tienen sobrepeso en el mundo y no se cuestiona una dieta standard.

La mayoría de los padres son abrumados con mensajes negativos sobre el veganismo por parte de los profesionales sanitarios con los que han entrado en contacto, que desgraciadamente no tienen una formación actualizada en nutrición. Estos mensajes están basados en el miedo y en la ignorancia, no en la evidencia científica, pero repetidos una y otra vez minan la confianza de los padres que desean educar a sus hijos de acuerdo con estos principios.

Lo cierto es que la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics), la cual cuenta con más de 100,000 especialistas certificados, emitió un comunicado para respaldar la validez nutricional de una alimentación vegana para todo tipo de personas, en cualquier etapa de la vida.

“Es la postura de la Academia de Nutrición y Dietética que una alimentación vegetariana, e incluso vegana, bien planeada es saludable y nutricionalmente adecuada, y puede aportar beneficios a la salud para la prevención y tratamiento de ciertas enfermedades. Esta alimentación es apropiada para todas las etapas en el ciclo de la vida, incluidos el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez, la adolescencia y la vejez, también para los atletas”.

De hecho cada vez son más atletas los que eligen una dieta basada en plantas y reconocen sus beneficios. Marc Danzig (boxeo), Lewis Hamilton (automovilismo), Jon Venus (bodybuilder), Frank Medrano (calistenia), Ed Bauer (crossfit), Venus Williams y Novak Djokovic (tenistas), Scott Jurek (ultramaratonista), Fiona Oakes (ultrafondista), Kyrie Irving(baloncestista), etc… y es que llevar una dieta vegana no está reñido con los buenos resultados en el ámbito deportivo.Los motivos que llevan a deportistas de alto rendimiento a adoptar una alimentación completamente vegetal son diversos, desde los problemas de salud a motivaciones éticas, pero la mayoría afirma sentirse con más energía y demuestra día a día que sí se puede rendir al más alto nivel prescindiendo de productos de origen animal.

El consejo de los profesionales en nutrición vegana es que debemos informarnos y aprender los principios de una alimentación vegana saludable. Una alimentación vegana bien planificada, es decir, rica en frutas, hortalizas y verduras, cereales integrales, legumbres y frutos secos, sin nada de azúcar y suplementada con vitamina B12, es una de las mejores formas de alimentación que existen y está asociada con una mayor esperanza de vida y con un menor riesgo que la alimentación occidental actual de desarrollar enfermedades crónicas (como la obesidad, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes tipo II y algunos tipos de cáncer) según Miriam Martínez Biarge, médico pediatra especializada en la atención y los problemas de los recién nacidos miembro del Comité Asesor del Grupo de Médicos Veganos del Reino Unido, además autora del blog mipediatravegetariano.com

“Ofrecer a nuestros hijos este tipo de alimentación es uno de los mejores regalos de salud que podemos hacerles.”

Artículos recomendados